¿Qué es Mer-link?

Mer-link es una plataforma tecnológica para compras públicas, que permitirá a las proveedurías del Estado realizar las operaciones de compra y venta de productos y servicios en forma electrónica. Funcionará en forma de un portal de comercio electrónico que opera como una ventanilla única, accesible por medio de Internet.

La selección del modelo de compras para el estado costarricenses se realizó tras un análisis de las mejores prácticas de países como Chile, Panamá, Corea, México y Brasil. Este estudio culminó con la adopción del modelo de compras públicas de Corea del Sur, por ser líder mundial en compras electrónicas, mediante su sistema de gestión denominado Koneps (Korea On Line e-Procurement System). El sistema coreano se define como el “Marketplace” electrónico más grande del mundo.

Este modelo se ha tomado como la mejor práctica a escala mundial. Ha sido la base para el desarrollo de modelos de compras en varios países y ha recibido premios de organismos internacionales, como la ONU, la Organization for Economic Co-Operation and Development(OECD) y del Consejo Asia Pacífico, como la mejor práctica en contrataciones públicas.

La adopción del modelo coreano parte de la firma de un acuerdo de cooperación entre Costa Rica y la República de Corea del Sur. Por medio de ese convenio se obtiene la donación del código fuente del sistema de compras públicas. La adaptación del modelo a Costa Rica se realiza con la participación de catorce entidades representantes de diversos sectores (municipalidades, banca, universidades, salud, seguros, servicios y tecnología), el apoyo de la entidad pública de Corea Public Procurement Services y la Secretaría Técnica de Gobierno Digital. Además se contará con participación de la empresa Samsung SDS, la cual desarrolló el sistema de compras públicas en Corea.

Modelo de compras del Estado costarricense

El actual modelo de compras del Estado costarricense es un modelo fragmentado y presenta varias deficiencias, dentro las que resalta la existencia de trámites excesivos y poco integrados, entre los que se pueden citar:

  • No hay estandarización de documentos y procesos de contratación.

  • Hay multiplicidad de reglamentos y manuales de procedimientos.
  • Multiplicidad de plataformas tecnológicas desintegradas.

  • Duplicación de requisitos y trámites para el registro de los proveedores a través de las diferentes instituciones.

  • Los procesos de compra requieren de múltiples aprobaciones y revisiones por personas y comisiones.

  • Los códigos de productos y formularios son diferentes en cada entidad, no se aplican estándares internacionales tales como código de producto, formularios, carteles, documentos comerciales y trámites como resultado de interpretaciones antojadizas o por desconocimiento de la normativa.

  • Falta de simplificación de trámites, debido al exceso de requisitos que se deben para cada proceso, al no existir interconectividad entre las instituciones del Estado.

  • Duplicidad en el registro de proveedores

En el 2008 el PIB correspondió a 15.613.569,40 millones de colones; por otra parte la compra publica ascendió a 2.252.962,34 millones de colones , lo cual viene siendo un 14% de ese monto total. Del monto anual transado por el Estado, el 92% corresponde a instituciones autónomas (ICE, CCSS, RECOPE, y el Instituto Nacional de Seguros), un 6% al Gobierno Central y un 2% a Municipalidades y otros organismos no gubernamentales. Las instituciones participantes en el sistema Mer-link representan un 80% de la compra pública.